Best of 2012 list by Jesus Gonzalo (Cuadernos de Jazz)


CF 253Particula Hugo Carvalhais (clean feed)
Pretty Monsters Katherine Young (Public Eyesore)
Overseas IV Eivind Opsvik (Loyal Label)
The Cherry Thing Neneh Cherry & The Thing (Smalltown Supersound)
Everything Is whatever   Gallo & The Roosters (El Gallo Rojo)

En esta ocasión, la propuesta anual tendrá como protagonistas los discos que más escuché. El de Hugo Carvalhais, de máximos partiendo de mínimos, aún rodando. Pero si se observa con atención, la lista ejerce relaciones de parentesco entre los elegidos.

Deberíamos empezar por el principio, es decir, por una publicación nueva que, no obstante, nos remonta a finales de los 70. Sleeper, de Keith Jarrett y su cuarteto nórdico, ha sido uno de ellos. De un tiempo a esta parte, ECM sigue de cerca la siempre estimulante obra, alejada de sus pilares históricos ahora rescatados en directo, como el ya nombrado o el de Garbarek-Gismonti-Haden, de Tim Berne y Michael Formanek.

El valor de contraste de este legado de Jarrett, con orillas a las que es difícil no arribar cuando uno se acerca a la contemporaneidad, es su énfasis y refinación melódicos, que hoy por hoy están en primera línea de la creación más interesante. Una música, la que nació de My Song, que hoy podría ser entendida como “pop” por su estructura de canción y matiz folk-blues. De ahí que entre nuestra selección haya antes actitudes que criterios definidos sobre melodía y mixturas derivadas del pop (la plasticidad aislada de Eivind Opsvik y el sonido del clave barroco) y del rock con música contemporánea de cámara (fricciones y figuras esquivas en el caso de Katherine Young).

En un enfoque menos afilado que el de Young, aplicando más materia y uniendo distorsión y canción envueltos por una atmósfera oscura, el veterano trío The Thing rescata a Neneh Cherry en The Cherry Thing, disco que depara tantas escuchas como ángulos: jazz garage de gesto punk, trip hop, reggae. Viajero y canalla, sorprendente y desacralizador, omnívoro sería el trabajo de Danilo Gallo al frente de sus Roosters.

Hay un elemento común en lo inusual de las formaciones citadas que se ajustan a la premisa de un autor, como Wadada Leo Smith, que brilló gracias a su recreación memorística en Ten Freedom Summers. Alumno aventajado de tan influyente compositor, que siguió aquello de combinar una plantilla atípica para conseguir sonoridades atípicas, es Harris Eisenstadt. En Canada Day III consolida una idea cromática y funcional altamente expresiva. A este quinteto perteneció Eivind Opsvik.

En piano sobresale nuevamente nuestro Agustí Fernández con Pianoactivity One, aunque  destacaría a Kris Davis en Aeriol Piano. El trío de este instrumento ha tenido dos entregas exigentes en su lenguaje contemporáneo, la del pianista Jesse Stacken y la del baterista Jeff Davis. Añadiría un clásico al que un día le “robaron su cuarteto nórdico”, Bobo Stenson en Indicum. En el saxo, hay que seguir los trabajos Grass Roots y Book of Maebul que ha publicado Darius Jones, construidos desde una intensidad post-free perfumada de lirismo cantable, y a Piero Bittolo Bon tanto a trío en Jazz Gawronski como con el sexteto Jümp the Shark.

Como grupos destacaría dos apabullantes. Ben Goldberg y su Orphic Machine Nonet y uno que dará que hablar este año, Ches Smith & These Arches, con Tim Berne, Tony Malaby, Mary Halvorson y Andrea Parkins.
http://www.cuadernosdejazz.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2625:los-mejores-discos-de-2012-iii&catid=10:general&Itemid=11

0 Comments

Add yours

+ Leave a Comment